• català
  • Español
  • Português (Portugal)
Cuenta Su pedido - 0,00€ Carrito de compra
Aceite de trufa negra, aromas y trufas como testigo.

Aceite de trufa negra, aromas y trufas como testigo.

Los últimos años hay una macro tendencia en el consumo de cualquier producto trufado. Son muchos los fabricantes que intentan introducir el nombre “trufa” en la denominación de sus productos para atraer a sus clientes. Aunque en la lista de ingredientes ésta no figure más que con aromas artificiales y no de forma directa.

Problemática del aceite de trufa negra

Concretamente en este artículo abordamos la problemática en el “aceite de trufa”, o “aceite trufado”. Es un producto fácilmente accesible por precio y por su facilidad de uso. Se puede adquirir prácticamente cualquier supermercado y con la coletilla de “trufa negra” o “trufa blanca” en la denominación comercial hace que sea un habitual de las cestas de los consumidores. A pesar del gran auge que está cogiendo el producto conviene dejar muy claro el origen y la composición del aceite, así como la correcta nomenclatura que se debe usar ya que ha sido foco de polémica en los últimos años.

Hay algunos "Aceites trufados" que incluso pueden contener pequeños fragmentos de trufa, la mayor parte de ellos son de trufa china o trufa de verano deshidratada. Pero estos testigo de trufa no aportan sabor real al aceite, la cantidad de trufa que sería necesaria para aromatizar el aceite haría que el precio de venta estuviera fuera de mercado, además la técnica del infusionado que si funciona con otras especies de hongos no resulta efectiva con la trufa. El hecho de usar testigo visual que añaden muchos fabricantes  es simplemente para dar más veracidad al producto. Se tiene que saber que el aroma natural de la trufa dura como máximo unos 20 días.

El tema de la denominación del producto también es controvertido, pues por ley no se puede denominar “aceite de trufa” o “aceite trufado” ya que podría entenderse que el aceite es de trufas y realmente no es así. La nomenclatura correcta sería hablar de “condimento de aceite de oliva, virgen o extra, con AROMA de trufa negra” y siempre resaltar en los ingredientes que contiene “aroma de trufa” y no trufa. Hay algunos aceites que incluyen "trufa" entre sus ingredientes refiriéndose a los testimonios que hemos hablado anteriormente pero realmente esto no aporta ningún valor al producto.

Generalmente el aroma de los aceites trufados siempre proviene de otros agentes aromatizantes y nunca de las trufas directamente. El compuesto sintetizado, creado en laboratorios, que da el aroma al aceite es el bis(methylithio)methane. Aunque venga de derivados petroquímicos, no hay ningún estudio que pruebe la toxicidad en el uso de estos agentes.

A nivel gustativo, el aroma que dan estos condimentos pueden parecerse a la trufa real, y según las catas realizadas para el sector particular, podemos ver que tiene una buena acogida, pero claramente hay muchas diferencias con el aroma de la trufa real y se debe tener claro para no confundir al consumidor.

Aceite de Trufa Negra de Laumont

Laumont, comprometidos con la excelencia y con la transparencia a todos nuestros clientes, comercializamos nuestro propio condimento de aceite de oliva virgen extra con aromas de trufa blanca o trufa negra. Es nuestro deber, y así lo hacemos, de informar siempre a los clientes que es el único producto que comercializamos que no contiene trufa real, aunque el feedback recibido por los clientes es muy positivo, pues trabajamos con un aceite virgen extra de alta calidad. Comprar aceite de trufa

0 comentarios 0

Dejar un comentario

2+7 =

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados